domingo, 24 de marzo de 2013

La rosa negra

Una vez más subo un texto con el cual no estoy especialmente contenta. Como muchos sabéis, la prosa poética es un campo en el que aún no tengo demasiada destreza. Comentad y decidme qué opináis y por qué; me sería de gran ayuda. Gracias por leer. Espero que os guste.
........................................
La rosa negra
“Lucifer vestido de negro te presentará la causa de tu caída. Solo servirá de aviso, pues, hagas lo que hagas, tu vida será sólo mía.” Cerró la joven fugazmente el libro, cogió el candil y echó el pestillo. Tapada con las finas sábanas de lino hasta la cabeza cerró los ojos, relajó el cuerpo. Durmiose en poco tiempo y tembló levemente azotada por el frío. Una sombra oscura revoloteó en su sueño y al abrir los ojos sintió algo hundirse en la yema de sus pálidos dedos cual figura de porcelana. Alzó la mano rauda y la sobresaltó ésta tintada de una roja sangre que poco a poco la asfixiaba. Caía lentamente, a ratos rápido se deslizaba. Salpicó a la rosa que en su regazo aguardaba, de un blanco resplandeciente, después ligeramente agranatado. Dibujose la misma figura de la flor en su mano que pétalo a pétalo se iba marchitando. De pronto, horrorizada, comprendió su significado: la flor descrita que se marchitaba era símbolo de que perecería. Para vivir, a la misma erradicaría, pues si todos sus pétalos perdía resultaría el fin de su vida. Así, cogió alterada la bella joven la hoja afilada que su vida determinaría. Sin pensárselo dos veces procedió a la extracción de tan mal agüero, pero la rosa retornó en otra parte de su cuerpo. Repitió desesperada el mismo procedimiento, mas la locura la había cegado, la sangre brotaba de nuevo. Tras vanos intentos de burlar su camino, su voz débil profirió en un grito: “quédate conmigo, oh, cruel destino, mas no me hagas sufrir mi pena hasta el hastío” y, pereciendo de forma elegante y cautivadora, la joven dejó en su piel una escalofriante nota: “luches cuanto luches, hagas lo que hagas, que lo que tenga que ocurrir ocurra; o mi vida… o la tuya”.

4 comentarios:

  1. Te dejo un artículo mío sobre Edgar Allan Poe: http://www.espacio-cultural.com/2013/04/dijo-el-cuervo-nunca-mas.html

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo, he leído tu comentario en mi blog y que sepas que no tengo inconveniente en hablar contigo. Si tienes line y me quieres hablar, es Isa Topham.

    ResponderEliminar
  3. También puedes hablarme en mi correo personal isatopham@gmail.com

    ResponderEliminar